Residencia explorando el paisaje sonoro de San José
12/04/2019

El proyecto "Residencia explorando el paisaje sonoro de San José" es un proyecto que desea abordar el paisaje sonoro urbano incorporando una postura más abierta con respecto a los sonidos de la ciudad.

El proyecto "Residencia explorando el paisaje sonoro de San José" a cargo de Otto Castro, doctorante del programa de Tecnología Musical de la UNAM, es un proyecto que desea abordar el paisaje sonoro urbano incorporando una postura más abierta con respecto a los sonidos de la ciudad y aprovechar la riqueza de los sonidos de estos entornos a fin de establecer estrategias que ayuden a una mejor percepción, reconocimiento y apropiación del espacio público dentro de la ciudad. Un espacio de experimentación en los procesos creativos del El Farolito - Centro Cultural de España en Costa Rica.

 

1-A quien le puede servir este encuentro y porqué?

 

R/

El curso arranca de un nivel introductorio y está dirigido al público en general. Los participantes pueden tener conocimientos básicos en manejo de programas como Audacity o Reaper, pero no es un requisito fundamental para ellos.

 

La implementación de las técnicas de escucha en la percepción del entorno sonoro favorecen en la toma de conciencia del sonido de las ciudades y del espacio publico. Además, pueden ser una herramienta fundamental para la creación artística.

 

2-Algunas pistas sobre lo que se va a ver y oír en él.

 

R/

Justificación

El paisaje sonoro ha sido uno de los temas en boga en los últimos 50 años. Desde su origen, a través de las investigaciones de Murray Schaffer, Barry Truax y Hildegard Westerkamp, se han multiplicado de forma cada vez más compleja sus metodologías y miradas epistemológicas enfocadas en cómo abordar y explorar los sonidos que habitan en una localidad.

 

En sus inicios el paisaje sonoro tuvo una postura muy fuerte con respecto a la ecología acústica, un ejemplo de esto fue la escucha positiva de la selva versus la escucha negativa que tuvo de la ciudad. Estas primeras posturas estuvieron enfocadas casi por completo en los efectos para la salud de los niveles de la polución sonora de la urbe e impactos en la percepción auditiva así como análisis vinculados a lo identitario de una localidad, así como proyecciones sociales y culturales y metodologías sobre como capturar esas proyecciones en sus registros sonoros.

 

Uno de los debates que se han llevado a cabo en las últimas décadas dentro del paisaje sonoro fue analizar con más precaución afirmaciones sobre auralidades binarias; la construcción de sentido entre lo bueno y lo malo, lo sano y enfermo o lo que puede causar enfermedad. En los últimos años más bien ha imperado una escucha más incluyente dejando atrás solo ciertos sonidos “característicos” para percibir el entorno desde una escucha más amplia.

 

Este giro aural permitió analizar la ciudad desde una posición más cercana a su cotidianidad, llena de sonidos complejos, orgánicos y dinámicos.Este curso / taller se desarrollará a través de las siguientes preguntas: ¿cómo se escuchan nuestras ciudades en Latinoamérica? ¿cómo construir una metodología de escucha desde nuestro lugares de origen?¿qué metodologías utilizar en la exploración de los sonidos de la ciudad? Y ¿cómo construir un discurso sonoro desde nuestra escucha?

 

Es así como este curso / taller desea abordar el paisaje sonoro urbano incorporando una postura más abierta con respecto a los sonidos de la ciudad y aprovechar la riqueza de los sonidos de estos entornos a fin de establecer estrategias que ayuden a una mejor percepción, reconocimiento y apropiación del espacio público dentro de la ciudad.

 

Programa del curso

 

1 día (Sesión teórica)

a.

Presentación de los participantes e introducción ¿Qué es el paisaje sonoro?

Una revisión histórica general de los aportes realizados por los pioneros del paisaje sonoro. Escucha de obras de paisajes sonoro (Latinoamérica, Europa y Estados Unidos).

 

b.

Ejercicios de limpieza auditiva y conciencia del espacio público a través de la escucha. La cartografía sonora y la utilización del mapa. Creación de partituras y símbolos para la cartografía sonora. Creación de grupos de trabajo. (Grupos conformados de 2 a 3 personas).

 

2 día

a.

Herramientas tecnológicas utilizadas en el montaje y procesamiento del paisaje sonoro. Reaper y Audacity. Revisión de las principales técnicas de la música concreta.

b.

Práctica con algunos ejercicios para comprender la utilización de las herramientas tecnológicas en combinación con la creación sonora. Técnicas básicas de microonda para paisaje sonoro. Revisión y comentarios grupales de los ejercicios realizados.

 

3 día

a.

Caminata sonora alrededor del Centro Cultural de España y realización de varios ejercicios de escucha así como grabación de eventos sonoros.

 

b.

Dibujos, símbolos y gráficos de creación personal con el fin de encontrar métodos personales de categorización de sonidos. Todos los ejercicios estarán enfocados en los sonidos registrados durante la primera parte de este día.

Materiales para llevar: cuaderno y lápiz.





 

4 día

Grabación de campo en San José. Lugares de registro, Parque Central, Mercado Central y Borbón, Correos de Costa Rica y Plaza de la cultura. Avenida segunda.

Nota: Para este día es obligatorio que los participantes lleven sus dispositivos para grabar sonidos ya sea grabadora digital o celulares. Todos los dispositivos deberán tener la posibilidad de transferir los registros sonoros a una computadora a fin de trabajarlos en ella. Para este día no será necesario llevar computadora. Solamente el dispositivo que les permita grabar sus sonidos del entorno.

 

5 día

Revisión de los materiales registrados, comentarios y asesoría con el montaje final de sus paisajes sonoros. Nota: Es obligatorio llevar computadoras personales portátiles a fin de editar los materiales registrados.  

 

3-Hablemos sobre el término residencia ya que, en este país, Costa Rica, no es habitual su utilización y 4-Algunos objetivos posteriores del curso?

 

R/

En realidad el término residencia artística se utiliza de manera global y regularmente se refiere a la movilidad artística de profesionales en artes para promover el intercambio de conocimientos o para enriquecer los insumos para la creación artística.

 

En el caso específico de la residencia artística convocada por el Centro Cultural de España en Costa Rica, el artista residente convive con colegas que están llevando a cabo otras residencias, con lo cual se crea comunidad y posibles proyectos futuros que salen justo del espacio de convivencia. También realiza investigación y trabaja en sus propios proyectos, pero, además, lidera un taller o realiza una serie de actividades dirigidas a la escena cultural local, de manera los artistas locales -residentes locales- también son beneficiarios de la residencia artística pese a no “residir” -literalmente- en la casa de residencias.

 

El año pasado yo quedé seleccionado para ser artista residente participante de una residencia artística sobre paisaje sonoro urbano dirigido por otro artista, en el Centro Cultural de España en Guatemala y después de esta experiencia hemos extendidos vínculos entre varias instituciones de Guatemala con Costa Rica y México, incluso realizamos dos cursos totalmente gratuitos para estudiantes de los tres países generando en cada curso obras que dentro de una semana serán programadas en una serie de conciertos dentro de la Facultad de Música de la UNAM y otros espacio como la Casa del Lago en Chapultepec. Es decir, no solo se generan vínculos sino proyectos conjuntos que tienen impacto en la sociedad de los países involucrados.

 

 

 

Derechos Reservados 2016 © ACAM Costa Rica • Diseño y programación:Tormenta Cerebral • © Nimbus 1.0